Cuidemos el embrague de nuestro coche

valen 13 enero, 2019 No hay comentarios

Cuidemos el embrague de nuestro coche

 Cómo cambiar el embrague

El cambio de embrague es una operación mecánica laboriosa y compleja. Requiere hacer una serie de tareas en un orden determinado para evitar errores y costes complementarios. Acudir a un taller especializado es la mejor solución para evitar quebraderos de cabeza. La sustitución del embrague requiere desacoplar, en orden, todos los elementos vinculados al sistema: caja de cambios, controles del embrague, motor de arranque, transmisión y sensores. Será en este momento cuando se puede desmontar el disco de embrague del plato y limpiar o sustituir el volante bimasa.

Cuándo debes cambiar el embrague

No se puede establecer un kilometraje concreto para determinar cuándo se desgasta el embrague de nuestro coche, aunque 150.000 kilómetros parece ser una frontera universalmente extendida. En el desgaste de esta pieza no solo influye el tipo de trayectos (largos recorridos en autovía sin cambios de marcha o trayectos en ciudad con constantes arrancadas y frenadas) si no hábitos en la conducción como mantener el pie sobre el pedal. Pero, ¿cómo saber cuándo cambiar un embrague desgastado?

  • ¿Rascan las marchas, el cambio no se hace con suavidad, quieres adelantar o en una cuesta, aceleras y el motor revoluciona, pero no aumenta la velocidad? Tienes un problema con el embrague. Cuando un embrague empieza a fallar por desgaste deja de agarrar lo suficiente y patina sobre el volante del motor.
  • El recorrido del pedal del embrague es más corto de lo habitual suele significar que el disco está comenzando a desgastarse.
  • El embrague está más duro de lo normal. Es un síntoma de desgaste del disco.
  • Cuando el cable del embrague o el sistema hidráulico se rompen, el pedal se hunde del todo inutilizando el coche. Una avería que resulta más barata que cambiar el embrague y el volante motor.
  • Olor a quemado. Nunca es una buena señal. El olor es similar al de los frenos cuando se sobrecalientan e indica que el embrague patina. En cualquier caso, acude a un taller lo antes posible.

Cómo prevenir el cambio de embrague

Un mal mantenimiento es una de las causas de averías más frecuentes. ¿Sabes cómo cuidar del embrague de tu coche para evitar problemas? Un uso correcto del embrague es un factor clave a la hora de ahorrar combustible y cuidar el estado de este mecanismo:

  • Evita acelerones.
  • Reduce las marchas correctamente, de forma progresiva.
  • Arrancar con el freno de mano en pendientes pronunciadas supone un menor esfuerzo para el pedal que el juego acelerador-embrague.
  • No dejes el pie en el pedal innecesariamente.
  • Mantén el vehículo en punto muerto en semáforos y atascos.

Sustituir el embrague puede ser consecuencia del desgaste habitual de la pieza o a un deterioro excesivo por un mal uso en la conducción. En cualquier caso, vigila su estado y actúa con rapidez para hacer frente a los primeros síntomas y evitar que la factura para cambiar el embrague sea muy costosa.

Categorías : motor
Palabras claves :